ACTO 1° DE MAYO: ANTICAPITALISTA, INTERNACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO


DOMINGO 1° DE MAYO
16.00 HS.
PLAZA SARMIENTO  (ENTRE RÍOS Y SAN LUIS)

Habrá oradores, música en vivo y feria de materiales.

*

Una nueva conmemoración de las jornadas de mayo de 1886 nos encuentra en la calle. Para recordar, compartir, discutir, reflexionar y agitar.

Volver a ese mayo es volver a un tiempo lleno de sufrimiento, pero también un tiempo rebosante de esperanza. Tiempo en que todavía la burguesía sufría por imponer su dominio ideológicamente. Tiempo en que las banderas tenían menos colores, pero eran suficientes. Cuando los partidos políticos estaban en gran medida solo conformados por burgueses y los proletarios desarrollaban masivamente formas de lucha ajenas al encuadramiento sindical.

Glorificar el pasado es un ejercicio de pasividad. Reconocer solo los aspectos estéticos o superficiales es la condena de todo movimiento. Falsificar la realidad histórica es trabajo de la socialdemocracia. Aquí no vamos a hacer esto. Queremos volver al mayo real, y no solo al de 1886 en Chicago, sino también al del 37 en Barcelona, al del 68 francés, al del 69 en Córdoba y Rosario, y a cada mayo que pasamos en todos estos nefastos siglos, porque en cada uno de ellos hemos sabido rebelado contra la dominación del Estado y el Capital. Porque en todo mayo hubieron conversaciones clandestinas entre trabajadoras, faltazos al trabajo para quedarnos haciendo el amor, barricadas de insurrectos, niños inquietos que insultan a sus profesores, mujeres colectivizando tareas en barrios obreros, movilizaciones que destruyen comercios, actos conmemorativos, grupos de debate anticapitalistas y un sinfín de formas más de vivir.

Y es por todas esas cosas y por muchas más porque seguiremos volviendo a mayo, para nunca olvidar a aquellos hombres y mujeres que nos precedieron en la guerra contra este mundo.

Cada año tratamos de abordar algún aspecto de la crítica de la sociedad y este año no es la excepción. Intentaremos hacer eje en la crítica del Estado como estructura de centralización de la dominación sobre la humanidad.

En estos tiempos donde se impone con fuerza la idea de que no se puede hacer nada por fuera del Estado, sus leyes, sus instituciones y sus votaciones, es necesario seguir asumiendo y profundizando en esta crítica.

A casi 200 años de la creación del Estado argentino, todavía algunos creen que el problema no es la organización estatal en sí, sino la subordinación de algunos Estados frente a otros. Dicen que para estar mejor hay que tener un Estado más fuerte, independiente del resto, ¡cuando lo que necesitamos es terminar con todos los Estados! Una vez más, ¡el proletariado no tiene patria!

¡Por un primero de mayo internacionalista, anticapitalista y revolucionario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario